conocer chica especial

La conociste y no te la podías quitar de la cabeza

Antes nunca te importo. Asistías a fiestas. Ligabas. Se te daba bien. Y a veces ligabas tías que no estaban singles. Ligabas a tías que tenían pareja pero que por alguna razón iban solas. Tú no tenías nada que justificar. Nada de qué avergonzarte. Tú estabas single así que solo te encargabas de pasártelo bien. Caías bien. Hacías ameno y entretenido el flirteo chicas singles. Ninguna se negaba a un morreo. Siempre has sido discreto. Por tanto no eres un héroe entre los chavales que conoces, aun cuando eres de actuar rápido.

Sin embargo ahora resulta que has conocido una chavala que te parece interesante, pero es como si fuera más interesante que todas las demás. La encuentras atractiva, sensual, elegante: es guapa, tiene 24 años y claro, nadie podrá negar que haya tenido novio eso desde luego pero tampoco sabes si lo tiene. Hay algo que te ocurre que no te había ocurrido con ninguna otra. Y es el hecho de que con ella no quieres estropear nada. Quieres que todo te salga bien. ¿Acaso quieres ir en serio? No sabes si la vas a volver a ver pero tampoco te atreves a acercarte más. Están en una fiesta. Se tiene que ir. Ha venido con amigas. A Todas las has visto en ocasiones por el barrio pero no suelen salir a fiestas.

Antes de que se vaya le dices que te gustaría volverla a ver. Te dice que otro día tal vez. Luego tomas nota de su teléfono en un papel. Sabes que a diferencia de otras noches, esta no ha sido una noche afortunada pero has conocido a esa chica y te has quedado intrigado. Fueron muchos quienes se acercaron a hablar con ella. Con otros sonrió de la misma manera que contigo, aunque tienes la impresión de que contigo habló en plan más íntimo y personal acerca de la música, de la cantidad de gente que no paraba de llegar al lugar designado para la fiesta y de lo bien que se está con la llegada del buen tiempo. Te gustó su olor, lo llegaste a percibir cuando te acercaste a ella. Sus labios y sus ojos son una imagen repetida en tu memoria. A ti te dio su teléfono pero te diste cuenta que cuatro chicos estaban ahí con ella y sus amigas. No viste nada que te hiciera suponer que tenía novio pero tienes miedo de que no esté single. Tienes miedo de perderla. Quizá todo no son más que imaginaciones tuyas. Dejas pasar una semana y la llamas. Se pone al teléfono. Quedáis para ir al cine. Dice que irá más gente. Qué vergüenza. No quiere que vayáis solos. Pero tienes que preguntárselo en algún momento. Sí. En efecto. Hay tíos en la puerta del cine con ella. Y en un descuido se lo preguntas. ¿Estás single? Te mira a los ojos. Sonríe. Sí, te dice.

La persuasión será importante para saber si ella está single

Dependerá de la proximidad que tengas hacia ella. Si la acabas de conocer, pero la conoce también algún amigo en común podrás preguntarle a él si está single a él pero cuidado porque pueden perjudicarte. Y es que quizá a ese amigo en particular también le puede gustar aquella chica. Por tanto si lo que quieres es ir despacio y con cautela deberás tener cuidado con tus palabras. Pero eso sí, es importante que sepas si es que está single porque eso te permitirá avanzar hacia ella con mayo r seguridad, lo que no querrá decir que ella se muestre de inmediato interesada en ti. Pero saber claramente que está single te dará confianza. Eso sin duda. Por ello, dependerá mucho donde la hayas conocido. Si es en la universidad lo tendrás tal vez más difícil, pues a veces hay chicas muy recelosas con su vida privada.

A veces resulta que dan incluso hasta la impresión de que no tiene pareja y resulta que el día de la primera fiesta se presenta su novio y te estropea todos los planes que tenías de acercarte a ella. A veces lo mejor es preguntar si está single. Si la tienes delante puedes hacer alusión a las personas singles en general y a las que tienen pareja pero sin hacer una referencia explícita a ella. Si tienes una amiga de confianza también es una posibilidad, pero también deberás tener cuidado porque puede tratarse de una chica que tú veas como una amiga pero que ella se haya resignado a esa condición. Si se lo preguntas a ella de inmediato se le encenderá una luz y dará por entendido que a ti te gusta aquella chica y puede que te obstaculice en camino hablándole de ti, diciéndole que tienes novia o cualquier otra cosa para que la chica que te gusta huya de ti.

Así que no siempre resulta fácil saberlo. Ten en cuenta además que el hecho que haya despertado tu interés no quiere decir que haya despertado el interés en otros chicos que tal vez también están tras sus huesos. Además que también te puedes llegar a confundir. Ocurre que a veces hay tías que para quitarse a los pesados de encima mienten. Y lo hacen de una manera olímpica apoyadas en otras amigas que se convierten en sus cómplices. Y todo ello con la única finalidad de despistar ha determinado perfil de chavales que le entran a saco. Si casualmente te enteras por uno de ellos que tiene novio, tu decepción será tan grande como tu despiste. Así que tienes que ser muy persuasivo y hasta que no la veas en pareja, hasta que no sepas realmente si es cierto no te lo creas. Además también hay chicas que tienen grandes amigos que parecen sus novios pero que al final no lo son. Y eso también te puede llegar a confundir. Lo mejor será saber esperar y estar atento. Dependerá de ti saberlo pronto. Pero tienes que saber mover bien tus fichas.

montar un trío

Una tentación para los tres

La palabra tríos siempre ha sido una tentación. Un deseo, oculto. Para unos pocos. Sale todavía de lo establecido por la sociedad. No es algo normalizado, aunque a muchos les provoca tentación.

Es un deseo. Una fantasía sexual para muchos oculta pero que tal vez en otra circunstancia de sus vidas no tendrían inconveniente en cumplir. La palabra no es ajena pero poco se pronuncia.

Sin embargo hay casos de parejas que hicieron tríos. Experiencias en las que conviene mejor dejarse llevar por el instinto antes que caer en la desesperación ansiosa de hacer lo mejor en ese momento.

No se trata de demostrar cuan buen amante puede ser uno en la cama o cuanto deseo sentimos por aquella otra mujer. Lo importante es tener claro que se trata de un juego sexual apasionado y sin limitaciones y que puede funcionar, pero también puede que no funcione. En la práctica sexual convencional también es así.

Lo cierto es que cuando se trata de un trío debemos actuar de la misma manera. Intentar ser delicados, cuidadosos y limpios pero también protegerse. Es muy importante eso. No solo en el caso de la penetración, también a la hora de las felaciones o cuando haya que lamer el clítoris de alguna de las participantes de este festival de carne y deseo.

Muy importante será que dejemos las cosas claras desde el principio. Si queréis incluso que la palabra trío no se vuelva a mencionar delante de otras personas conocidas por vosotros tres.

Despertar la confianza es muy importante. Además que no hay prisa. Elegir un lugar tranquilo, sosegado. Incluso vendría mejor programar un viaje para los tres.

Podéis tomarlo como una interesante experiencia de iniciación a la vida sexual incluso. Y si eres una tía y resulta que te gustan dos tíos pues no te cortes. Puede ser una bella manera de educar a tu sexualidad sobre todo si estás en una etapa de dudas y descubrimientos.

A veces ocurre que cuando una tía está indecisa entre dos tíos, la idea se le pasa por la cabeza. Y si la circunstancia en ese sentido se amolda a lo que una quiere o simplemente la ocasión surge no hay que verlo como algo malo, sino como un paso que se ha dado en materia de sexo.

Lo más probable es que si se da esa circunstancia quede ahí solamente, aunque nunca se sabe. El plato se puede volver a repetir. Y si encima además gusta mucho con mayor razón.

Pero nada tiene que ser forzado. Y todo hay que entenderlo, incluso a la gente que a pesar de estar de acuerdo para hacer un trío al final se echó para atrás. Y es que en temas de sexualidad nadie debe juzgar. Uno afronta su sexo como mejor puede. Quienes hacen lo que les place tal vez tengan una mente más abierta pero no por eso son mejores.

Hacer tríos siempre va a ser una opción. Una alternativa. Una idea que está sobre la mesa. Una auténtica tentación de tres, evidentemente.